4 Asanas de Yoga que puedes hacer en el Trabajo (¡sin que nadie lo note!)

asanas yoga sentado

He leído hace un tiempo un artículo que hablaba acerca de la concepción oriental del trabajo y me he quedado pasmada del asombro. Lo que explicaba era que la meta de los trabajadores orientales es realizar bien el propio proceso del trabajo, sin importar tanto los resultados o el estar cumpliendo con el objetivo propio de la empresa para la que trabajan.

Esta cosmovisión es increíblemente distinta a la de nosotros, ya que en general, pujamos por ascender a veces en trabajos que no nos gustan o en los que la pasamos mal, por el simple hecho de que asociamos trabajo con malestar.

Esto debe cambiar, aunque nos resulte difícil, ya que amoldarnos a una mentalidad más similar a esta, puede cambiar muchísimo nuestra calidad de vida, ya que pasamos gran parte de nuestro tiempo despiertos trabajando.

Si logramos encarar el trabajo con un poco más de alegría y realizamos ejercicios de respiración o de yoga en las oficina, seremos más eficientes y felices.

El yoga puede ayudarte, no importa tu raza, tu cultura o el tipo de trabajo que realices. Utiliza algunos instantes de tu descanso para practicar algunas de estas técnicas. La mayoría puedes realizarlas de sentado frente a tu escritorio.

Torsiones de Yoga

  1. Sentarse bien en el borde de la silla.
  2. Girar el tronco manteniendo los hombros alineados y tomarse de los extremos traseros del respaldo de la silla.
  3. Girar hacia el otro lado.

Repetir varias veces ya que este ejercicio ayuda a flexibilizar tu columna vertebral, lo cual genera beneficios a nivel corporal ya que le lleva más circulación.

Otra torsión:

  1. Sentado también en el borde de la silla tómate los brazos por detrás de la cabeza entrecruzando los dedos (la típica postura de relajación al tomar sol).
  2. Gira el tronco hacia un lado y hacia el otro.
  3. Procura mantener las piernas alineadas al frente mientras lo haces.

Repite esta torsión varias veces para flexibilizar tu cintura y la parte superior de tu espalda, que suelen ser las más tensas en el trabajo. Recuerda que flexibilizar tu cuerpo, flexibiliza tu mente.

El sedentarismo que nos ocasiona vivir en las grandes ciudades o trabajar en la oficina, además de alimentarnos de forma incorrecta, hace que muchas personas sufran de tránsito intestinal lento, estas posturas ayudan a solucionar el problema. También, sentirás que liberas las tensiones en la parte de la cervical y lumbar.

Las asanas que explicaré a continuación están adaptadas al ámbito de la oficina, para realizarse sentado, mientras que las originales se realizan en el suelo:

Media Pavanamuktasana Sentado

  1. Siéntate bien respaldado en la silla.
  2. Eleva tu pierna izquierda y colócala sobre el asiento.
  3. Lleva tu rodilla izquierda en dirección al hombro derecho y descansa tu cabeza en la rodilla.
  4. Repítelo con la pierna contraria.

Para equilibrar el cuerpo y realizar una contrapostura de Pavanamuktasana, harás también:

Matsyasana en medio loto de pierna

  1. Siéntate en el borde de la silla.
  2. Coloca tu pierna izquierda sobre la derecha, como haciendo “medio loto”.
  3. Tómate con las dos manos del respaldo de la silla. Saca pecho y lleva tu cabeza hacia atrás.
  4. Repítelo con la pierna derecha.

Esta postura te hará relajar las partes que pudieron entrar en tensión con Pavanamuktasana. Juntas, estas dos asanas de yoga modificadas para la oficina, activan las glándulas tiroides y suprarrenales, también afectadas generalmente por pasar largos períodos de tiempo sentado.

Espero que te haya servido y que pongas en práctica estas 4 asanas, ya que son maravillosas y no toma nada de tiempo realizarlas. Además, son posturas que implican poco esfuerzo por lo que pueden ser hechas por principiantes.

 

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment