12 maneras para mantener la mente joven

El cerebro cambia con la edad y también cambia la función mental. El deterioro de la mente no es inevitable, hay mucho que puede hacerse para enfrentar uno de los grandes temores al envejecer.

Aquí te presentamos 12 ideas que te ayudarán a reducir el riesgo de pérdida de la memoria relacionada con la edad.

1. Estimula tu mente

A partir de investigaciones realizadas en ratones y seres humanos, los médicos creen que las actividades mentales estimulan nuevas conexiones entre las células nerviosas y hasta incluso ayudan al cerebro a generar nuevas células, a desarrollar el sistema neurológico, y a la creación de una reserva funcional que ofrece una cobertura contra la futura pérdida de células.

Cualquier actividad estimulante que se realice para la mente le ayudará a mantener saludable su cerebro. Practicar la lectura, tomar cursos, realizar ejercicios mentales como los crucigramas o problemas matemáticos ayudan a mantener una mente alerta y joven.

También es beneficioso hacer cosas que requieren destreza manual como la pintura, el dibujo y otros tipos de manualidades. Han probado ser métodos eficaces para estimular el cerebro.

2. Haga ejercicio físico

Las investigaciones indican que el ejercitar los músculos también puede ayudarle a mantener su mente despierta y activa. Las personas que hacen ejercicios regularmente aumentan el número de los vasos sanguíneos, que estos se encargan de llevar la sangre rica en oxígeno a la región del cerebro, que es responsable del pensamiento.

El ejercicio también estimula el desarrollo de nuevas células nerviosas y aumenta las conexiones entre las células cerebrales. Todo esto da como resultado cerebros más eficientes y adaptativos, y también ayuda a mejorar el rendimiento en las personas de edad avanzada.

El ejercitarse reduce la presión arterial, combate la diabetes, mejora los niveles de colesterol, y minimiza el estrés mental, por el cual todo esto beneficia tanto al cerebro como al corazón.

3. Dieta balanceada

Balancear adecuadamente la nutrición, puede ayudarle a la mente, así como al cuerpo. Aquí están algunos consejos para una buena alimentación:

  • Mantenga las calorías bajo control. Ingerir una reducida porción de calorías minimizará el riesgo del deterioro mental en la vejez.
  • Alimentarse de manera adecuada. Esto significa reducir en su alimentación el exceso del consumo de grasas saturadas, el colesterol de origen animal, y el de los ácidos grasos trans procedentes de aceites vegetales parcialmente hidrogenados.
  • Evite las tensiones. Las vitaminas B6, B12, Y acido fólico, le ayudarán a disminuir los niveles de homocisteína, los niveles altos producen un mayor riesgo de demencia. El cereal fortificado, la variedad de granos, y los vegetales de hojas verdes son buenas fuentes de vitaminas del grupo B.

4. Cuide su presión arterial

La presión arterial alta en la edad avanzada incrementa el riesgo del deterioro cognitivo en la vejez. Realice modificaciones en el estilo de vida para mantener su presión lo más baja posible. Estar delgado, hacer ejercicio con regularidad, limitar su consumo de alcohol a dos bebidas al día, reducir el estrés y comer bien, son cambios que debe hacer para el cuidado de la salud mental.

5. Controle el azúcar en la sangre

La diabetes es un factor de alto riesgo para la demencia. Se puede luchar contra la diabetes, si se alimenta saludablemente, haciendo ejercicios, y manteniendo un peso adecuado. Pero si el azúcar en la sangre se mantiene alto, necesitará medicamentos para lograr controlarla.

6. Verifique su colesterol

Los altos niveles de colesterol LDL, que se conoce como colesterol malo, aumentan el riesgo de demencia, al igual que los niveles bajos de HDL, esto es el colesterol bueno. Controlar el peso, la dieta, el tabaco y hacer ejercicio, son medidas que debe tomar en cuenta para mejorar sus niveles de colesterol.

7. Considere las dosis bajas de aspirina

Los estudios realizados, sugieren que utilizar a largo plazo la aspirina y otros medicamentos anti-inflamatorios, pero no esteroides, pueden reducir el riesgo de demencia de un 10% a un 55%. Es una información alentadora. Los expertos todavía no están listos para recomendar la aspirina específicamente para la demencia.

8. Evite el tabaco

No fume o deje de fumar hoy mismo.

9. No abuse del alcohol

Ingerir en exceso licor es un factor de riesgo para la demencia. Cuando decida beber, trate de limitarse a dos bebidas en el día. Al consumir el alcohol de manera responsable esto le beneficiará para reducir el riesgo de demencia. Al menos cinco estudios han demostrado que tomar alcohol en dosis bajas produce un menor riesgo de demencia en los adultos mayores.

10. Trabaje en sus emociones

Las personas que sufren de ansiedad, depresión, falta de sueño, o agotamiento, obtienen puntuaciones bajas en las pruebas de las funciones cognitivas. Los bajos resultados no significan, que se pueda producir un riesgo mayor del deterioro cognitivo en la vejez. Una buena salud mental y el dormir lo suficiente, son ciertamente importantes.

11. Asegure su cabeza

Las lesiones moderadas o graves en la cabeza a temprana edad incrementan el riesgo del deterioro cognitivo en la vejez. Las conmociones cerebrales aumentan el riesgo en un 10%.

12. Relaciones sociales

Los lazos sociales fuertes se asocian a la salud por los beneficios que producen, como ser, mantener la presión arterial más baja y contribuir a dar mayor esperanza de vida.

{ 1 comment… add one }

Leave a Comment