10 Consejos para sonreír más y dejar a un lado las preocupaciones

No sé si lo sabes, pero sonreír es una de las mejores formas de liberarse del estrés y superar situaciones conflictivas. A la hora de dejar a un lado las preocupaciones, hay varios consejos que puedes tener en cuenta para comenzar a superar los bloqueos y seguir adelante con tu vida.

Dirás, a simple vista, que este es un enfoque facilista, que no tiene sentido, que tú no puedes dejar de sentir. Y es que no, realmente no puedes dejar de sentir, tampoco el dejar de pensar en tus problemas va a hacer que se esfumen. Si tienes una deuda, tendrás que pagarla, si ha fallecido un familiar, no volverá ni podrás olvidarlo, pero aún así, hay 10 consejos que te ayudarán a sobrellevar mejor estas situaciones:

  1. Sonreír más es un ejercicio físico. Está comprobado que hacerlo libera endorfinas y además, tal como en algunas prácticas como el yoga, puedes hacer que a través de un movimiento, es decir, de algo externo, esta sensación pase a tu interior y te sientas aliviado.
  2. Practica de sonreír a diario frente al espejo. Si acompañas esta práctica junto con algunas intenciones positivas por las mañanas, estarás haciendo un cambio muy positivo en tu vida.
  3. Las preocupaciones no se irán a menos que las resuelvas, pero tener una actitud negativa solo te hará perder el tiempo. Procura ser más proactivo, en lugar de más preocupado.
  4. La sociedad nos ha hecho creer que quienes más se preocupan, son quienes más se interesan. Elimina absolutamente de tu mente esta idea. Evalúalo, no tiene lógica alguna.
  5. En los momentos adversos, rodéate de gente positiva. Está comprobado que estar con gente positiva y proactiva, te contagia el ánimo y te ayuda a resolver las cosas más a su manera.
  6. Evita compadecerte de ti mismo. Eres fuerte, compadecerte por todo lo que debes hacer y las complicaciones es perder el tiempo y además suele ser una actitud egoísta encubierta.
  7. Busca material de apoyo. ¿Por qué no cambiar el policial por una serie cómica? Deja de saltear la página del periódico que tiene chistes. Apúntate a un grupo que te haga reír en Facebook (hay mucha variedad y para todos los gustos, más ácidos, humor negro, humor tonto, infantil, del que quieras, solo busca el que te guste).
  8. Sonreír vuelve más positiva tu actitud y ayuda a eliminar las tensiones de tu rostro. Muchas veces, el rostro tensionado funciona como un bloqueo para que no puedas decir “ya basta, debo dejar de preocuparme, no me lleva a nada”. Trabaja desde afuera hacia adentro.
  9. Sonríe a los niños en la calle, a un anciano, a un vecino, a un compañero de trabajo. Esta actitud amable, también puede hacerte cambiar tu postura rígida en la vida.
  10. Fíjate un objetivo fácil de cumplir para cada día, y promete que al día siguiente, cuando lo tengas hecho, sonreirás y te dirás un cumplido.

Cambiar no es nada fácil, yo lo sé más que nadie. De hecho, solía leer mucho acerca de cómo mejorar mi actitud. Pero ¿sabes qué? Cuando tenía todas las herramientas para hacerlo, había algo que me frenaba y era mi imagen social (claro, aunque fuera negativa, fui así muchos años).

Tenía una imagen de tipo duro, preocupado por sus problemas, siempre con peso en los hombros. La verdad es que internamente, creía que la gente a mi alrededor iba a creer que era un vago si no me preocupaba, o que era un egocéntrico que se tomaba todo con liviandad… O que iban a creer que no tengo problemas y envidiarme. Si este es tu caso, olvídatelo, la gente a tu alrededor notará que eres eficiente al resolver tus problemas, no que eres un vago ¡y tampoco todos piensan tanto en ti, si lo hacen es porque no tienen algo mejor que hacer! 😉

Disfruta, sonríe como un ejercicio, que de afuera hacia adentro también funciona.

 

Foto: Ben Smith

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment